Dejar huella

Todos caminamos, pero pocos dejamos huella.
Dejar huella es vivir de manera que, cuando ya no estés, parte de ti continúe en aquellos que tuvieron la fortuna de encontrarte, les ayudaste.
La mejor manera de ayudar a otro, decía el polifacético Benjamín Franklin, no consiste en repartir con el nuestras riquezas, sino mostrarle como conseguirlas.
Es hermoso poder ayudar al que quiere crecer, y hoy en los negocios en Red se crean líderes, mostrándole a cada uno sus posibilidades y los cometidos para triunfar.
Debemos de confiar y tomar acción, a veces el miedo al cambio o la simple comodidad no nos dejan avanzar y ayudar a tantas personas que esperan esa formación.
Dejemos huella!
Esta entrada fue publicada en Motivación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *